CONQUISTAR LA PAZ

Fe y Alegría tiene hoy por delante un enorme desafío, tan grande como ha sido todo nuestro crecimiento en primarias y secundarias hasta el presente. Es el   planeamiento y el desarrollo de una educación profesional, que ofrezca soluciones laborales dignas a todos nuestros estudiantes, que no encuentran otros caminos. Planteamiento materializado hace 19 años con la propuesta del Instituto Universitario Jesús Obrero de Fe y  Alegría, donde la formación integral, construcción de ciudadanía y paz son el eje transversal institucional. Es por esto, que ante las diferentes situaciones presentadas, el IUJO – Sede Caracas, sigue apostando a la paz como el camino.

Igualmente, Antonio Pérez Esclarín en los numerosos  talleres,   cursos  y  conferencias que en estos últimos años ha dado a   miles de educadores  y ciudadanos a lo largo y ancho de  toda Venezuela,  incorpora  la siguiente parábola, como un aporte para construir la paz y superar la extrema polarización y división que estamos viviendo:

“Un viejo maestro preguntó a sus discípulos si alguno le podía decir  cuál era el momento en que terminaba la    noche y comenzaba  el día.

-¿Cuándo ya podemos distinguir a lo lejos entre un perro y una oveja? –preguntó uno de ellos.

El viejo maestro negó con su cabeza.

-¿Será cuando en la neblina lechosa del amanecer podemos distinguir  una ceiba de un samán?  –se aventuró otro.

-¡Tampoco! –respondió con convicción el maestro.

Los discípulos se miraron desconcertados:

-Entonces, ¿cómo podemos saber el preciso momento en que uno puede decir “hasta aquí llegó la noche y está comenzando el día”? –preguntaron ansiosos.

El viejo maestro los miró con sus ojos mansos de sabio y les dijo:

-Cuando tú miras  el rostro de cualquiera y puedes ver en él la cara de tu hermano o de tu hermana, en ese momento comienza a amanecer en tu corazón. Si no eres capaz de eso, sigues en la noche”.

Necesitamos con urgencia recuperar una mirada cariñosa e inclusiva para vernos como conciudadanos y hermanos y no como rivales o enemigos. Al enemigo se le combate y destruye con violencia. Al hermano se le acepta con cariño a pesar de las diferencias.  La genuina democracia es un poema de la diversidad y no sólo tolera, sino que celebra que seamos diferentes.

Diferentes pero iguales. Precisamente porque todos somos iguales, todos tenemos  derecho a ser, pensar y decidir  de un modo diferente dentro de las normas de la convivencia que regulan los derechos humanos y los marcos constitucionales. Pretender que todos pensemos igual es destruir la ciudadanía, la convivencia y la democracia.

Venezuela nos necesita a todos. Es tiempo para el diálogo, la negociación, el reencuentro y el trabajo compartido para superar juntos los gravísimos  problemas presentes.

Es la hora de los ciudadanos con Mayúscula, capaces de volver a cimentar la política sobre la ética, ejemplos de humildad y honestidad, dispuestos siempre a   escuchar y anteponer los intereses del país y de  la gente sobre sus propios intereses,  o los  de su ideología. La paz verdadera se asienta sobre las bases del trabajo, la unión,  la justicia y  la verdad.

El IUJO. Sede Caracas continúa invitando a  conquistar la paz, a seguir formando    profesionales integrales, quienes puedan aportar en la construcción de ciudadanía y paz.

Antonio Pérez Esclarín

 

Anuncios

Publicado el 28 septiembre, 2017 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en CONQUISTAR LA PAZ.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: